martes, 27 de octubre de 2015

¿Cuántas palabras? How many words?

 ¿Cuántas palabras desbordan el alma sin poder ser dichas? ¿Cuántas almas albergamos? Y si solo hay una ¿tiene varias cavidades? ¿tantas como las minúsculas hojas de un árbol?
How many words overflow the soul without to be said? How many souls are home in each one of us? And if there is only one, are there so many cavities? As much as the small lieves of a tree?

lunes, 26 de octubre de 2015

ANTONIO GARCÍA FARRERAS Y PODEMOS

Sólo faltaría que un periodista no pudiera ir a comer con quien quiera, entra en la profesión, además, si los fotografiaron es que no se escondían. Solo una cuestión de psicóloga de tres al cuarto: ¿no os parece que los está adoctrinando?

viernes, 23 de octubre de 2015

CAMINO INCIERTO

De repente la compañía desaparece. Estás ahí, ante un camino incierto que la bruma te impide vislumbrar ¿Te divierte? ¿Te asusta? ¿Te desconcierta? Seguir la línea central parece tu opción. Nunca sabrás, hasta no llegar al otro lado, si hiciste bien escogiéndola.       
Gabriel Flores
                                                                                      


jueves, 22 de octubre de 2015

domingo, 18 de octubre de 2015

TRENES CON DIRECCIÓN CONTRARIA EN LA MISMA VÍA

Persistir en la conducción del tren cuando sabes que viene otro en dirección contraria por la misma vía es de suicidas y en esas parece que estamos.
Mas se empeña en no aminorar la marcha y en seguir accionando el acelerador y Rajoy utiliza la misma estrategia. Uno a punto de autoproclamarse mártir de la causa con fiesta callejera incluida y el otro que continúa sin sacarse  los tapones de los oídos para no escuchar el avance del tren en sentido contrario,  los pitidos del tren que viene de frente.
En ese juego de choque de trenes estamos metidos los ciudadanos, unos queriendo y otros sin querer. Mientras este sinsentido se produce, algunos amigos, incluso familiares, han dejado de hablarse y otros, para no provocar la ruptura, sencillamente ni se ven.
Un 48-52 no da juego suficiente como para que se imponga a los unos los criterios de los otros. Se necesita más cordura que eso. Discutir con los del bando contrario que si has ganado o has dejado de ganar tampoco.
Debería de imponerse la cordura de la que hace tiempo carecemos, echar el freno a ambos trenes y sentarse a dialogar sobre qué es más conveniente para el conjunto de la ciudadanía, entre otras cosas porque aquí, los de a pie, notamos un total desgobierno en materia de sanidad, educación y tantas y tantas otras cosas que han quedado sepultadas bajo el ruido ensordecedor de los trenes a toda máquina.

Apéense Mas y Rajoy de sus trenes o cambiemos a los maquinistas. No hay otra.

Escrito para LA VOZ DE CASTELLDEFELS