Mostrando entradas con la etiqueta El País. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta El País. Mostrar todas las entradas

domingo, 12 de octubre de 2014

EL LINCHAMIENTO DEL DISIDENTE


Dirán ustedes que son una minoría, que no representan a aquellos que pacificamente se manifiestan y piden una consulta, pero los derroteros por los que algunas personas, por llamarlas de algún modo, encaminan su ideología no puede recibir otro nombre que fascismo. Hago referencia a los insultos que ha debido aguantar Joaquim Brugué.
Pere Ríos, periodista de EL PAÍS, hacía una crónica de los hechos el pasado 8 de octubre: “Joaquim Brugué (Barcelona, 1963) dimitió el domingo como miembro de la comisión de control (la junta electoral) que vela por la consulta soberanista del 9 de noviembre al considerar que “no ofrece condiciones democráticas”, según aseguró en Twitter. Empezó entonces “un linchamiento”, que perduraba ayer, cuando escribió en su cuenta que “una sociedad cruza una frontera cuando considera que el fin legitima los medios”. En conversación telefónica con EL PAÍS, Brugué se ratifica en sus críticas sobre cómo están gestionando el proceso las instituciones catalanas y los partidos soberanistas, entre ellos, Iniciativa per Catalunya Verds, que le propuso para esa comisión de control. “Llevan días escenificando para que no se diga que no han ido hasta el final, pero saben que no habrá consulta”, explica”.
Brugué, prestigioso catedrático de Ciencias políticas i sociología ha sido atacado y “socialmente linchado” por el hecho de pensar que la consulta no tiene garantías democráticas.
En este orden de cosas, unos estudiantes independentistas, asaltaron la sede del PSC de Les Corts, en Barcelona, e hicieron pintadas de un tono que también debe recibir el calificativo de fascista.
Serán una minoría, repito, pero algunos de los que piden “libertad” para votar no son capaces de respetar la libertad de los otros para disentir de un proceso que reune todos los requisitos de la ilegalidad y, por tanto, del no reconocimiento del resultado.

Escrito para LA VOZ DE CASTELLDEFELS