Mostrando entradas con la etiqueta Artur Mas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Artur Mas. Mostrar todas las entradas

jueves, 19 de noviembre de 2015

EL "PRUSÉS" EXPRÉS Y CÓMO SE IMPONE EL EGO EN LA DESCONEXIÓN

Me hace gracia que se apele al mandato democrático (qué eufemismo) para saltarse la legalidad vigente camino de un proceso que la mayoría del pueblo de Catalunya no ha votado.
¡¡¡¿Cómo es posible que para aprobar el estatut de Catalunya se necesiten muchos más votos que para iniciar un proceso de independencia???!!!  
Se habló de plebiscito y cuando los resultados no fueron los esperados se hace un viraje hacia el poco respeto a las leyes acordadas y aprobadas por todos y hacia un incumplimiento escandaloso de la legalidad vigente.
Otro aspecto muy llamativo del “prusés” es la capacidad de proponerse a sí mismo del Sr. Mas: o yo o el caos, parece decir. Pobre, no se ha dado cuenta todavía de que su corte de aduladores (el árbol) no le deja ver el bosque. El Sr. Mas está caducado. Rodeado por la corrupción, con un tesorero que ha salido de la cárcel bajo fianza, con numerosas sedes embargadas, con el fundador del partido hundido en el fango de la corrupción, todavía quiere erigirse como el mejor candidato a presidente. ¿Cómo es que importándole tanto el "prusés" lo obstaculiza y no deja pasar a otro? Si tanto le importa la independencia que se ponga a un lado y deje el camino expedito ¿O no era eso?
Mientras tanto ERC agazapada a la espera de una convocatoria de nuevas elecciones en las que “presumiblemente” ganarían la mayoría de escaños.
Yo me avergüenzo del poco respeto a las normas democráticos y espero que se imponga la sensatez en todo este escándalo de egos subidos en la noria de la independencia no ganada en las urnas.
Todos tenemos nuestra parte de responsabilidad, porque si hemos llegado hasta aquí nuestro voto ha tenido algo que ver. Los ciudadanos también inclinamos la balanza con ellos, así que vayamos reflexionando.

Escrito para LA VOZ DE CASTELLDEFELS


lunes, 12 de enero de 2015

¿HAY ALGUIEN AHÍ?


Oriol Junqueras y Artur Mas han realizado “tropecientas” reuniones para su asunto de las plesbiscitarias sí, plesbiscitarias, no. Lista única, sí, lista única, no. Lista con “los de casa” (¿quienes son esos afortunados?), sí, con independientes, no, sí. Que si uno le dice al otro qué tipo de gente debe llevar en las listas, (me asombro en esta parte ¿desde cuándo un partido le dice a otro quién puede o no puede ir en sus listas?). En definitva, llevan mareando la perdiz un sinfin de días.
Será muy importante lo de las listas, que lo es, pero mientras tanto ¿hay alguien ahí? Es decir, que como dice Xavier Vidal-Folch en su lúcido artículo de LA VANGUARDIA del 10 de enero, ¿Hace algo el gobierno catalán? Y para muestra reproduzco aquí solo uno de sus párrafos

“Resulta aún más grave que, en los dos últimos años, el balance haya ido a peor. Apenas ha desaprovechado una ocasión de perder el tiempo y dilapidar recursos. Baste recordar que en el bienio gris de CiU y Esquerra, 2013 careció de presupuesto (fue prorrogado) y registró una famélica producción legislativa (una ley). O que en 2014 naufragó la mayor operación privatizadora (Aigues Ter-Llobregat, ATLL) y que apenas tres de las leyes aprobadas sean sustanciosas (transparencia, acción exterior, homofobia).”

Mientras nos llenen las noticias con sus idas y venidas, sus fantásticas reuniones para la nada, y mientras la Sra. Carme Forcadell, elegida por nadie como representante en las instituciones se permita el lujo de amenazar con que si no se hace lo que ella dice, ojito porque pueden venir las siete plagas, nada se habla de que vamos de mal en peor y por una pendiente hacia el infinito del vacio en el gobierno, la legislación y los problemas de los ciudadanos y ciudadanas. Creo que muchos estamos hartos de tanto baile de salón.

Escrito para LA VOZ DE CASTELLDEFELS

jueves, 4 de abril de 2013

Els cent dies del govern d'Artur Mas.


S’han complert amb més pena que glòria, perquè m’hagués agradat sentir que hi havia un plan de xoc per la contractació dels joves, que s’han posat a fer un pressupost realista sobre les necessitats dels ciutadans, que han fet mesures per reconduir la tan difícil situació econòmica i el que em trobo cada dia a la premsa són reivindicacions d’independentisme que és el que ens arreglarà tot el que està desmanegat, com si la independència de Catalunya fos una poció miraculosa capaç de portar-nos a Shangri-La, aquella ciutat utòpica de l’Himalaia dibuixada pel novel·lista James Hilton a la seva obra Horizonts perduts i portada al cinema per Frank Capra al 1937.
Defenso el dret a decidir com quan era molt jove i ho feia, perquè creia en la capacitat dels pobles per decidir el seu futur: el famós dret d’autodeterminació que molts enarboràven als anys 70 del segle passat. Això no significa que la meva preocupació estigui asseguda en aquest moment en el tema, tinc altres prioritats com a ciutadana.
Darrera de la independència què ens ofereixen? Puc veure un panorama millor? Estarem aconseguit que l’estat del benestar que s’ens va a marxes forçades torni com a mínim al lloc que era al 2007? Veurem com baixa la xifra d’atur?
Si aquest cent dies es poden definir en poques paraules, diria que NO HA HAGUT GOVERN.

Escrit per La Voz de Castelldefels